La Fundación Japón y la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando se complacen en presentar la exposición Yōkai: iconografía de lo fantástico. El Desfile Nocturno de los Cien Demonios como génesis de la imagen sobrenatural en Japón, una exposición sin precedentes en el panorama expositivo españo, que podrá ser visitada entre el 17 de julio y el 23 de septiembre en la sede de la Academia en Madrid, con motivo de la conmemoración del 150 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre Japón y España.
 
La exposición mostrará una exclusiva selección de piezas provenientes de la antigua colección sobre yōkai de Koichi Yumoto (actualmente colección de la ciudad de Miyoshi, en la prefectura de Hiroshima), con las que poder disfrutar de la rica iconografía japonesa de lo fantástico. Los yōkai surgieron del poder de una rica imaginación y, a través de una diversidad de objetos, entre los que se encuentran rollos horizontales ilustrados emakimono, grabados ukiyo-e, pequeñas cajas inrokimonos y un largo etcétera, se muestra la riqueza de la cultura visual japonesa de lo sobrenatural.
 
Lugar: Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. C/ Alcalá 13, Madrid
Fechas: del 17 de julio y el 23 de septiembre de 2018.
Horarios: martes a sábado: 10 a 14 y 18 a 21 h, domingos y festivos 10 a 14 h, lunes cerrado.
Entrada gratuita.

Yōkai: iconografía de lo fantástico
 
Este año se conmemora el 150 aniversario del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre España y Japón. Para celebrar esta historia compartida de entendimiento y colaboración se han programado a lo largo del año diferentes eventos y actividades que ofrecerán al público la oportunidad de (re)descubrir la cultura japonesa. En este contexto, la Fundación Japón y la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando presentan una exposición pionera en el marco expositivo español.
 
Criaturas mitológicas por excelencia del imaginario nipón, los yōkai (monstruos japoneses) y sus variantes icónicas constituyen el eje temático de la exposición. En ella el visitante podrá ver una exclusiva selección de cerca de veinte rollos horizontales ilustrados pertenecientes al período Edo (1615-1868), que ejemplifican de manera excepcional la variedad y calidad de la creatividad japonesa, así como las elevadas cualidades estéticas de los prolíficos artistas del país. Asimismo, se contextualizan las historias ilustradas para facilitar la comprensión de la extraordinaria vitalidad que supuso en el arte japonés este tipo de creaciones.
Los yōkai han sido considerados por parte de muchos analistas japoneses como seres nacidos del temor reverencioso que producían fenómenos incontrolables de la Naturaleza, de la intuición de algo desconocido que se mueve en la oscuridad o de diversas preocupaciones espirituales. Con el paso de los años, los avances científicos y sociales facilitaron la transformación de estas criaturas representadas en muchas ocasiones con humor, pero en definitiva terroríficas, en seres habituales con apariencias cada vez más curiosas y cercanas, hasta el punto de que el público los comenzó a considerar como parte de la vida cotidiana y sus representaciones ganaron en simpatía y agrado.
 
Las piezas que forman esta exposición son parte de la prestigiosa colección del académico Yumoto Kōichi. De gran relevancia en el panorama japonés, contiene más de tres mil obras y es considerada una de las más importantes por su riqueza cronológica y el valor de sus fondos. La relevancia es tal que, a partir del año 2018, esta colección se albergará en el Museo de los Espectros de la ciudad de Miyoshi.
 
En un momento de creciente interés y profundización en el conocimiento de la cultura japonesa por parte de la sociedad española, esta muestra supone una oportunidad única para adentrarse en la fantasía y el esplendor del arte japonés.
 
El desfile yōkai ha sido concebido para el disfrute de los sentidos.

Folleto de la exposición (castellano e inglés).
 
Comisarios: Yumoto Kōichi y Daniel Sastre de la Vega.
Diseño de la exposición: Daisuke Hattori (Schenk Hattori).
Diseño gráfico: Mariko Okazaki.