Fundación Japón, Madrid pone a disposición de las instituciones culturales y educativas la exposición PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD DE JAPÓN. 

La exposición cuenta con un total de 67 fotografías que recogen algunos de los lugares más representativos del país, el objetivo de la misma es presentar la amplitud del patrimonio cultural existente en Japón.
 
La humanidad ha construido grandes civilizaciones y una plenitud de culturas únicas. Tras cuatro millones de años de historia natural nos encontramos rodeados de un patrimonio natural y cultural sin aparentes fronteras o límites. Pero las obras de los hombres han interferido a menudo en la naturaleza, a veces incluso, causando su ruina. Es por ello nuestro deber hoy preservar el fantástico patrimonio natural, así como las culturas de la humanidad.
 
La Convención del Patrimonio de la Humanidad es un documento aprobado en 1972 en una reunión general de la UNESCO (Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) en París. Su objetivo es la preservación para futuras generaciones del legado natural y cultural del mundo con valor manifiesto y universal. Japón y otros 184 países ya habían firmado la convención en julio de 2008. Ratificando este documento, estos países se comprometieron con el mundo a preservar los legados de sus territorios para las siguientes generaciones, y aceptaban la obligación y la responsabilidad de cooperar con otros países en la protección común del legado Patrimonio de la Humanidad. En julio de 2008, había 878 lugares Patrimonio de la Humanidad en 137 países.
 
Los lugares que fueron registrados en 1993 como Patrimonio de la Humanidad en Japón por primera vez fueron la “Cordillera Shirakami-Sanchi”, “La Isla Yaku-shima”, el “Castillo Himeji-jo” y los “Monumentos budistas de los templos de Horyu-ji”.
Durante los siguientes años y hasta finales de 1999, se incluyeron en la lista la “Cúpula de Genbaku”, el “Santuario Itsukushima-jinja”, los “Monumentos Históricos de la Antigua Nara”, los “Monumentos Históricos de la Antigua Kioto (ciudad de Kioto, Uji y Otsu)”, las “Aldeas Históricas Gassho-zukuri de Shirakawa-go and Gokayama”, y los “Santuarios y Templos de Nikko”.
A finales del año 2000, “Gusuku y bienes culturales asociados al reino de Ryukyu” que incluía el castillo “Shuri-jo” entre otros, fue añadido a la lista.
En 2004, los “Lugares sagrados y rutas de peregrinaje en las montañas Kii y los paisajes culturales que las rodean” fueron añadidos a la lista.
En julio de 2005, “Shiretoko” fue añadido a la lista de Patrimonio Natural. “La mina de plata Iwami-Ginzan” fue añadida a la lista de Patrimonio Cultural en julio de 2008.
Más recientemente, en junio de 2011 se incluyeron en la lista de Propiedad Nacional las islas de Igasawara, e Hiraizumi —templos, jardines y sitios arqueológicos representativos del budismo de la Tierra Pura— se añadieron a la lista de Propiedad Cultural.
 
Si su institución está interesada en esta exposición le rogamos que se ponga en contacto con nosotros para poder facilitarle el dossier de la misma y más información al respecto.
 
Correo electrónico de contacto: info@fundacionjapon.es