Buscador de actividades

 

Ver todas las actividades

 

  Arte y Cultura
 

  Lengua Japonesa
 

  Estudios Japoneses
 

  Archivo de Noticias
 

  Ayudas y Subvenciones
 

  Eventos Organizados por
    otras Instituciones

 

Actividades

- Arte y Cultura

 
01/11/2013 - 17/11/2013
Retrospectiva Nagisa Oshima

El prestigioso Festival Internacional de Cine de San Sebastián, con la colaboración de Filmoteca Española y de Fundación Japón, ha dedicado en su 61 edición una exhaustiva retrospectiva a Nagisa Oshima, director emblemático de la cinematografía japonesa, y uno de los autores japoneses más conocidos internacionalmente. En ella se presentan todos los largometrajes rodados para la gran pantalla por el director, muchos de ellos nunca antes proyectados en España. Veintitrés películas marcadas por su espíritu crítico y su conocimiento de las técnicas cinematográficas de las “nuevas olas” europeas. Una oportunidad única de conocer en profundidad la obra de uno de los maestros del cine japonés.

Tras su paso por el Festival Internacional de Cine de San Sebastián, Filmoteca Española acoge esta completa retrospectiva dedicada al director Nagisa Oshima entre el 1 y el 31 de octubre:

Fechas: Del 1 al 31 de octubre

Lugar: Filmoteca Española - Cine Doré (Calles de Santa Isabel, 3)

Para más información sobre horarios y entradas durante octubre.

Para más información sobre horarios y entradas durante noviembre. 

Nagisa Oshima

Nagisa Oshima (Kioto,1932- Fujisawa, 2013) es uno de los más notables cineastas del cine japonés, además de una de sus figuras más audaces, controvertidas y polémicas. Director emblemático en los años 60 de la llamada nuberu bagu (“nueva ola”), se convirtió en las décadas siguientes en uno de los nombres de mayor proyección internacional que ha tenido el cine nipón. Oshima debutó en el cine en 1959 con Aito Kibo no Machi / Street of Love and Hope, un temprano acercamiento al tema de la problemática juvenil y su primer trabajo para el estudio Shochiku, uno de los más importantes de Japón. Seguirán después otros trabajos con Shochiku que ya definen su estilo crítico y su mirada airada contra la sociedad japonesa: Seishun Zankoku Monogatari / Cruel Story of Youth(1960) y Taiyô no Hakaba / The Sun's Burial (1960).  Pero su siguiente trabajo, Nihon no Yoru to Kiri / Night and Fog in Japan (1960), es ya una película abiertamente política tras la cual Oshima abandona el estudio para hacerse productor independiente.

Esa segunda etapa en la filmografía de Oshima es un período de gran creatividad en el que rueda una serie de películas donde plasma sus obsesiones y reflexiones sobre el sexo, la política, la violencia y la muerte, siempre como herramientas con las que analizar las lacras de su tiempo. Sus soluciones formales, muy inspiradas en las “nuevas olas” europeas y las técnicas teatrales de vanguardia, lo convierten en uno de los cineastas más representativos de la modernidad japonesa, gracias a títulos como Shiiku / The Catch (1961), Etsuraku (Los placeres de la carne, 1964), Muri Shinju: Nihon no natsu / Japanese Summer: Double Suicide (1967), Kôshikei / Death by Hanging (1968), Shinjuku dorobo nikki / Diary of a Shinjuku Thief (1968), Shonen (El muchacho, 1969) o Gishiki / The Ceremony (1971), entre otros.

En 1976 tiene lugar la consagración internacional de Oshima gracias a Ai no korîda (El imperio de los sentidos). Aunque el film escandalizó a todo el mundo por su tratamiento explícito de la sexualidad y fue censurado en Japón, fue presentado en la Quincena de los Realizadores del Festival de Cannes y se convirtió en el título más famoso de toda su carrera. Esto le permitió filmar en coproducción con Francia otra sincera obra acerca de la fuerza del deseo, Ai no borei (El imperio de la pasión, 1978), que le valió el Premio al Mejor Director en el Festival de Cannes. Posteriormente rodó dos coproducciones europeas que tuvieron amplia repercusión internacional:  tanto el drama bélico Merry Christmas, Mr. Lawrence (Feliz Navidad, Mr. Lawrence, 1982) como la perturbadora Max mon amour (Max, mi amor, 1986) son nuevos acercamientos al deseo sexual como elemento desestabilizador del entramado social. Su último trabajo para el cine es Gohatto(Gohatto: Tabú, 2000), otra película insólita a la hora de tratar sin tapujos el tema la homosexualidad en el mundo de los samuráis. En 1988 formó parte del Jurado Oficial del Festival de San Sebastián.

(Fuente: Festival Internacional de Cine de San Sebastián)


Películas que forman parte de este ciclo: 

Aito Kibo no Machi / Street of Love and Hope (también conocida como A Town of Love and Hope) 1959
En su ópera prima Oshima ya muestra su interés por los seres que ha dejado atrás el “milagro económico” japonés a través del relato de Masao, un adolescente que tiene que mantener a su madre enferma y a su hermana disminuida psíquica.
Seishun Zankoku Monogatari / Cruel Story of Youth (también conocida como Naked Youth) 1960
Un potente retrato generacional de los jóvenes “airados” japoneses de los 60 construido alrededor de la tormentosa relación entre Kiyoshi, un joven sin escrúpulos, y Makoto, una atractiva chica que lo ayuda a chantajear a los hombres maduros que pretenden tener relaciones sexuales con ella.
Taiyô no Hakaba / The Sun's Burial 1960
Crónica de la vida marginal de los bajos fondos de Osaka, un claustrofóbico fresco social protagonizado por una prostituta que regenta un sórdido negocio: el tráfico de sangre de personas que se ven obligadas a venderla para sobrevivir.
Nihon no Yoru to Kiri / Night and Fog in Japan 1960
La primera película claramente política de Oshima describe las tensiones que se producen en el seno del Zenkyoto, el movimiento estudiantil japonés de ideología izquierdista. Una obra de sorprendente estilo visual que refleja el desencanto ideológico de toda una generación.
Shiiku / The Catch 1961
Adaptación de una novela de Kenzaburo Oé ambientada en la II Guerra Mundial: un piloto afroamericano es capturado por los habitantes de una pequeña aldea. Un escenario que le sirve a Oshima para trazar otra implacable radiografía de la sociedad japonesa.
Amakusa shiro tokisada / Shiro Amakusa, the Christian Rebel (también conocida como The revolutionary) 1962
Incursión de Oshima en el cine histórico a través de la historia del rebelde cristiano Shiro Amakusa, que lideró una revolución campesina contra el shogunado en el siglo XVII. El pasado le sirve al director para construir una metáfora sobre el presente y las represiones políticas de los años 60.
Etsuraku (Los placeres de la carne, 1964)
Un film de atmósfera noir, axfisiante y melancólica, donde un hombre que ha asesinado a otro es chantajeado por un testigo del crimen. Un viaje por los laberintos de la prostitución y la pornografía con la Yakuza como anfitriona.
Hakuchû no tôrima / Violence at Noon 1966
Un nuevo estudio por parte de Oshima de la sexualidad y violencia que marcan la sociedad japonesa: el retrato de un violador y asesino de mujeres se construye gracias a los recuerdos de su esposa y una de sus víctimas. Una de las obras más crispadas y demoledoras del director.
Nihon shunka-kô / Sing a Song of Sex (también conocida como A Treatise on Japanese Bawdy Songs) 1967
Oshima sigue la odisea de cuatro estudiantes de instituto obsesionados por el sexo y las canciones obscenas. Una fantasía tragicómica, delirante y grotesca sobre sus temas recurrentes: el deseo reprimido y las complejas relaciones entre sexos.
Muri Shinju: Nihon no natsu / Japanese SummerDouble Suicide  (también conocida comoNight of the Killer) 1967
La tradición japonesa del shinju (o el doble suicidio de dos amantes) es retomada por Oshima en una de sus obras más enigmáticas. Las vanguardias artísticas de la época se dan la mano en un film fatalista, trágico y de refinada estética.
Ninja bugei-Chô / Tales of the Ninja (también conocida como Band of Ninja) 1967
Una soprendente aportación de Oshima al cine de animación que lleva a la pantalla un popularmanga de Sampei Shirato. Una obra experimental que supone una manera totalmente diferente de entender el cine de animación.
Kaette kita yopparai / Three Resurrected Drunkards (también conocida como Sinner in paradise) 1968
Una valiente denuncia contra la xenofobia congénita a la sociedad japonesa: tres estudiantes van a pasar sus vacaciones a una aldea de la costa y son confundidos con coreanos, una minoría étnica que todos desprecian en el lugar.
Shinjuku dorobo nikki / Diary of a Shinjuku Thief 1968
Las peripecias de un ladrón de libros en el barrio tokiota de Shinjuku son la base de un film-collage que toma como inspiración el teatro de vanguardia y analiza la secreta conexión entre sexualidad y activismo político.
Kôshikei / Death by Hanging 1968
Una sátira negra que sigue las kafkianas desventuras de un coreano condenado a muerte que, sin embargo, sobrevive a su ahorcamiento. Basado en un suceso real, el film demuestra hasta qué punto Oshima supo aprovechar las enseñanzas del moderno cine europeo.
Shonen (El muchacho, 1969)
Un sórdido suceso real es, una vez más, la inspiración de Oshima para uno de sus más directos y contundentes discursos sobre la corrupción social: un niño es utilizado por sus padres como falsa víctima de accidentes de tráfico, de manera que ellos puedan cobrar las indemnizaciones.
Tokyo senso sengo hiwa /  The Man Who Left His Will On Film (también conocida como He Died After the War) 1970
Una producción independiente que Oshima rodó en un mes con actores no profesionales, con todo el espíritu del cine underground y una estética cercana al documental. Un valioso testimonio de la contracultura japonesa de la época.
Gishiki / The Ceremony 1971
Las más venerables tradiciones japonesas quedan puestas en evidencia en esta aguda sátira que tiene como punto de partida una ceremonia de boda que saca a la luz las tensiones que subyacen bajo las fachadas sociales.
Natsu no imôto (Hermana de verano, 1972)
Ambientado en la isla de Okinawa, un agridulce relato acerca de cómo una joven generación ha de vivir con el trasfondo de un pasado traumático: la II Guerra Mundial y la ocupación japonesa.
Ai no koriida (El imperio de los sentidos, 1976)
La película que hizo famoso a Oshima en todo el mundo y marcó una nueva era en el tratamiento de la sexualidad en el cine. La historia real de Sada Abe, la mujer que asesinó y castró a su amante, se convierte en manos de Oshima en toda una declaración de principios sobre el poder subversivo del sexo.
Ai no borei (El imperio de la pasión, 1978)
Oshima recoge la tradición del kaidan-eiga (relato de fantasmas), tan habitual en el cine japonés, para construir esta bella película acerca de una apasionada y trágica relación amorosa que desafía los tabúes sociales.
Merry Christmas, Mr. Lawrence (Feliz Navidad, Mr. Lawrence, 1982)
Una co-producción internacional en la que Oshima contó con estrellas de la talla de David Bowie, Ryuichi Sakamoto y Takeshi Kitano. Lo que a primera vista parece un tradicional film de ambientación bélica acaba siendo una nueva indagación del director en los abismos del deseo.
Max mon amour (Max mi amor, 1986)
Oshima da un paso más allá en su constante puesta a prueba de los límites y tabúes que condicionan las relaciones sexuales. Charlotte Rampling encarna a una mujer burguesa y casada que inicia una relación con un amante inesperado: un chimpancé.
Gohatto (Gohatto: Tabú, 2000)
En su última película Oshima propone una síntesis de los temas que lo han obsesionado a lo largo de toda su filmografía. El cine de samuráis es contemplado desde una óptica muy diferente a la habitual: las relaciones homosexuales en su cerrado mundo.

 


<< Volver  
contacto · actividades · newsletter 
grupo sca